GLOSARIO DE TÉRMINOS DE LOS PROCESOS COGNITIVOS. Parte I: Atención y Percepción

photo-1469082993720-0b12bbd9e68b

Definición procesos cognitivos:

La cognición es el conjunto de procesos que permiten que la información que nos llega del mundo exterior e interior sea transformada, elaborada, almacenada, reducida o evocada. La capacidad de procesar la información la adquirimos a través de la percepción, la experiencia, las motivaciones, las inferencias y las expectativas. Aunque se han intentado estudiar por separado, la coordinación e integración de estos procesos cognitivos es necesaria para que se lleven a cabo las funciones mentales de manera óptima.

Procesos cognitivos y sus componentes

ATENCIÓN: Consiste en la focalización selectiva hacia un determinado estímulo, filtrando, desechando e inhibiendo las informaciones no deseadas. Es la encargada de procesar selectivamente la información necesaria, la consolidación de los programas de acción elegibles y el mantenimiento de un control permanente sobre ellos. Este no es un proceso unitario sino que es un sistema funcional complejo, multimodal, dinámico y jerárquico. Ejemplos de la vida cotidiana: cuando estás en la cocina preparando la comida y al mismo tiempo estás manteniendo una conversación telefónica, estás repartiendo tus recursos atencionales en estas dos tareas al mismo tiempo.

  • Atención sostenida: es la capacidad de mantener una respuesta de forma consistente durante un periodo de tiempo prolongado.
  • Atención selectiva: es la capacidad para seleccionar, de entre varias posibles, la información relevante que hay que procesar o el esquema de acción apropiado, inhibiendo la atención de unos estímulos mientras se atiende a otros.
  • Atención alternante: consiste en la capacidad para cambiar el foco de atención entre tareas que requieren demandas cognitivas diferentes y controlando la información en cada momento de manera óptima.
  • Atención dividida: es la capacidad para atender y procesar dos o más informaciones, procesos o esquemas de acción de forma simultánea.
  • Velocidad de procesamiento: consiste en la suma de los tiempos en los que se percibe una información, se procesa, y se prepara y ejecuta una respuesta. La velocidad de procesamiento está en la base de todos los procesos cognitivos.

PERCEPCIÓN: Consiste en el reconocimiento de los estímulos gracias a la función integradora de las áreas de asociación del cerebro para poder atribuir un significado. Nos ayuda a interpretar, atribuir y asociar lo que vemos e integrarlo con el conocimiento que ya tenemos. Los órganos sensoriales, el tálamo y las áreas primarias de la corteza cerebral registran y codifican los diferentes estímulos táctiles, espaciales, auditivos, olfatorios, gustativos o visuales que llegan continuamente al sistema nervioso. Ejemplos de la vida cotidiana: estás realizando un viaje largo en coche y a través de la ventana puedes identificar los colores y la forma del paisaje, y si bajas la ventanilla puedes percibir el olor a tierra mojada.

  • Percepción visoespacial: Consiste en el procesamiento de la forma de los objetos y sus propiedades espaciales (tamaño, ubicación y orientación).
  • Localización espacial: nos da información sobre la localización de los estímulos en el espacio.
  • Orientación visoespacial: es la comprensión de la localización de un estímulo respecto a unas coordenadas de referencia (derecha, izquierda, arriba, abajo, delante, detrás, etc.).

 

 

¡ENTRENA LA ATENCION CON SINCROLAB!