Qué es y qué podemos medir con el Electroencefalograma (EEG)

Por Alejandra Azcona Alberquilla

NeuroPsicóloga.

Los potenciales que se registran en el electroencefalograma (EEG) provienen de la actividad eléctrica cerebral. Esta actividad es consecuencia de los impulsos nervioso (corrientes eléctricas) que generan las neuronas de la corteza cerebral.

Concretamente, es una consecuencia directa del efecto aditivo de las neuronas piramidales que se organizan en columnas cerebrales (consideradas la unidad mínima de procesamiento de la corteza cerebral), como se puede ver en la Imagen 1. La mayor ventaja de las técnicas del EEG consiste en que miden directamente el evento cerebral con una resolución del orden de milisegundos y de forma no invasiva.

Electroencefalograma (1)Imagen 1: El-Bab, FM (2001). Los campos eléctricos producidos por las neuronas piramidales.

 

Tres son las razones principales por las que el EEG es una importante herramienta neurológica:

  1. Es importante para el estudio de la fisiología del sueño y sus trastornos
  2. Permite el análisis de convulsiones y monitoriza su evolución durante el tratamiento
  3. Es de ayuda para la localización de las lesiones expansivas
  4. Contribuye al estudio de la conectividad funcional

 

Tipos patrones con ritmos normales:

EEG en estado de vigilia consciente El patrón se presenta “desincronizado” con ondas muy irregulares (9,5-14 Hz)
EEG en estado de relajación con ojos cerrados Aparece frecuencia alfa (8-14 Hz)  con ondas rítmicas
EEG fase 1 del sueño Se produce un ritmo theta constante (5-8 Hz)
EEG fase 2 del sueño Aparecen ondas theta interrumpidas por “husos del sueño” (ondas sinusoidales) y puntas de complejo K ocasionales.
EEG fase 3 del sueño Ondas delta lentas (1-3 Hz)
EEG fase 4 del sueño Ondas delta lentas (0,5-2 Hz)
EEG del sueño REM Presenta un ritmo beta característico del EEG en estado de vigilia (13-30 Hz)

 

Tipos de patrones con ritmos anormales:

Anomalías focales sin convulsiones Actividad lenta focal e inversión de fase
Anomalías generalizadas sin convulsiones (hipoglucemia, demencia o hipoxia) Enlentecimiento difuso de la frecuencia theta
Trastornos que implican la sustancia blanca Actividad delta con interferencias polimórficas

 

Electroencefalograma (1)

Imagen 2. Pacheco, FL (2007). Diferentes tipos de ondas registradas en el EEG.

En la Imagen 2, se puede ver cómo las ondas en el EEG s se diferencian según su frecuencia (delta, theta, Alfa y Beata), amplitud (distancia entre la línea base y el pico de la onda expresada en µV) y morfología.

El EEG se puede utilizar para el diagnóstico de afecciones como: epilepsia y convulsiones, enfermedades neurodegenerativas, episodios de desmayos, confusión, infecciones, tumores, traumatismos craneoencefálicos, trastornos del sueño, trastornos psiquiátricos

 

Si quieres saber más sobre cómo entrenar con Sincrolab

QUIERO SABER MÁS

o  escríbeme a nacho@sincrolab.es

y  te cuento cómo trabajar con Sincrolab.

http://www.sincrolab.es

 

 

Bibliografía

Turlough Fitzgerald, M.J., Gruener, G., Mthui, E. Neuroanatomía clínica y Neurociencia. Elsevier Sauders, Barcelona, 2012.

Imagen 1: El-Bab, FM (2001). Los campos eléctricos producidos por las neuronas piramidales. Recuperado de http://users.ecs.soton.ac.uk/harnad/Papers/Harnad/Fathelbab/new_thesis/introduction.html

Pacheco, FL (2007). Diferentes tipos de ondas registradas en el EEG. Recuperado de http://163.178.103.176/Fisiologia/neuro_prac_bas_p7_17.html

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s