Neuropsicología del trastorno obsesivo compulsivo

¿Qué es el Trastorno obsesivo-compulsivo?

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un trastorno mental que se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son pensamientos o imágenes recurrentes que se experimentan como intrusivas e inapropiadas y generan malestar significativo. Las compulsiones son conductas o actos mentales que la persona se siente impulsada a realizar en respuesta a una obsesión para neutralizar la ansiedad que esta le genera. 

Un mismo paciente también puede presentar diversas modalidades y/o contenidos de obsesiones y compulsiones y puede variar la transición de unas a otras a lo largo del tiempo, por lo que en la clínica es importante considerar que los síntomas del TOC no sean relativamente estables.

La Escala Yale-Brown de Obsesiones y Compulsiones (Y-BOCS-SC) recoge un listado completo de 15 categorías  en función de la expresión conductual o del contenido temático:

  • Obsesiones: Agresivas, de contaminación, sexuales, de acumulación, religiosas, somáticas, simetrías y misceláneas/diversas
  • Compulsiones: limpieza, comprobación, conteo, orden, acumulación, repetición y misceláneas/diversas

La serie de evidencias en cuanto a comorbilidad, los circuitos cerebrales que están implicados, así como la respuesta al tratamiento y neurobiología, hacen que este trastorno deje de formar parte del grupo “trastornos de ansiedad” en los anteriores manuales diagnósticos, para formar un nuevo grupo independiente en el DSM-5 llamado “Trastorno obsesivo compulsivo y trastornos relacionados”, con el fin de realizar un mejor abordaje terapéutico, y una visión más dimensional del trastorno en sí.

¿Cuáles son las causas neuropsicológicas del TOC?

Desde la neuropsicología clínica se acepta que el trastorno obsesivo compulsivo parece estar asociado a un fallo en el procesamiento de la información. Por otro lado, algunos estudios indican que la menor velocidad de procesamiento y amplitud atencional tienen que ver con la toma de medicación en el momento del estudio como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) o benzodiacepinas. Las investigaciones desde la neuropsicología han intentado encontrar correlaciones mediante datos de neuroimagen estrutural y funcional para corroborar los modelos explicativos que proponen déficits en  estructuras cerebrales como el lóbulo frontal, ganglios basales o los circuitos frontoestriatales e implicaciones frontosubcorticales y regiones de la corteza prefrontal y del tálamo.

Mediante la neuroimagen funcional se han hallado datos sobre una conectividad funcional anormal en áreas cerebrales que componen el “circuito TOC”, incluyendo la corteza orbitofrontal, la corteza cingulada anterior (CCA)/prefrontal medial, los ganglios basales (núcleo caudado y estriado ventral), y el tálamo. Este circuito se encuentra sobreactivado en estos pacientes durante su estado basal y durante la aparición de los síntomas. El circuito corticoestriatal estaría implicado en la producción de conductas repetitivas y el circuito frontoestriatal-talámico estaría implicado en el aprendizaje implícito que está involucrado en el proceso de formación de hábitos (motor, lenguaje o pensamiento), y un fallo en este último daría lugar a la aparición de pensamientos intrusivos o fragmentos de comportamiento motor (como en el caso del síndrome de Tourette).

Por lo tanto, el acercamiento a la etiología del TOC, ha evolucionado desde un enfoque psicodinámico a otro neurobiológico, complementado con las aportaciones cognitivo-conductuales que permiten comprender el mantenimiento de la conducta y los rituales obsesivos

Bibliografía

Sanz Vellosillo P, Fernández-Cuevas AV. Trastorno Obsesivo Compulsivo. Medicine – Programa de Formación Médica Continuada Acreditado 2015; 11(84). pp 5008–5014.

García-Soriano G. Belloch A. MORILLO C. Sobre la heterogeneidad del trastorno obsesivo-compulsivo. Revista de psicopatología y psicología clínica 2008; 13(2). pp 65-84

Pons TC. El espectro obsesivo-compulsivo en el DSM 5. Cuadernos de medicina psicosomática y psiquiatría de enlace 2014;(112).

Tirapu-Ustárroz J, Ríos Lago M, Maestu Unturbe F. Manual de neuropsicología. Viguera editores, 2008

Martínez-González AE, Piqueras-Rodríguez JA. Actualización neuropsicológica del trastorno obsesivo-compulsivo. Rev Neurol 2008; 46 (10). pp 618-625

Andrés-Perpiñá S, Lázaro-García L, Canalda-Salhi G, Boget-Llucià T. Aspectos neuropsicológicos del trastorno obsesivocompulsivo. Rev Neurol 2002; 35 (10). pp 959-963 

Gonzalez-Santos M, Vicente Alba J, Fernández R, Ortega Ruibal FJ y  Sudupe JA. Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) genética y ambiente. A propósito de una experiencia clínica. Revista de la Asociación Gallega de Psiquiatría. 12, 2013. pp 156-158.